Los accidentes odontológicos más frecuentes en niños y cómo actuar ante ellos

accidentes odontologicos en niños

En odontología, los accidentes o urgencias odontológicas son uno de los casos que se ve con más frecuencia en la consulta, especialmente en niños.

Estas urgencias pueden ocurrir en cualquier momento y a cualquier persona, por lo que no solo es importante tratar de evitarlos, sino que también es indispensable saber qué se debe hacer cuando una situación como esta se presenta, sobre todo antes de llegar a la consulta.

En este artículo, te mostraremos cuales son los accidentes odontológicos más frecuentes en niños, y algunas medidas que puedes tomar cuando ocurran.

¿Qué es un accidente o una urgencia odontológica?

Las urgencias odontopediátricas se definen como todas aquellas situaciones que se asocian con la inflamación, el sangrado, la fractura y/o el dolor de los pacientes pediátricos, que aparecen de forma súbita y requieren de intervención profesional adecuada e inmediata.

Es importante que no se confunda con una emergencia odontológica, en la cual se encuentra en riesgo la vida y salud general del paciente, debido a traumatismos y complicaciones sistémicas graves.

En casos como este último, donde se observe sangrado sin control, fracturas de huesos de la cara, respuestas alérgicas, o inflamaciones de la cara que puedan comprometer la respiración, los padres deben dirigirse directamente a un hospital.

 

fractura de mandibula

Las urgencias más comunes en odontología pediátrica

Dentro de las urgencias frecuentes en niños tenemos las siguientes:

Urgencias relacionadas con traumatismos

En este tipo de urgencias odontológicas tenemos aquellas circunstancias en la que fuerzas externas causan daño a los tejidos blandos y/o duros de la boca. Entre ellos tenemos:

Las fracturas dentales

 

diente niño fracturado

Es la perdida de los tejidos dentarios sin involucrar el nervio del diente. Pueden ser de muchos tipos, dependiendo de la dirección, profundidad y posición, y pueden ser causados por caídas, golpes durante prácticas deportivas, accidentes automovilísticos, etc.

La mayoría de las veces se observan con facilidad como franjas o trozos de dientes perdidos, aunque, en algunas oportunidades, los padres no se percatan hasta que pasa un tiempo y el diente empieza a cambiar de color.

En las fracturas dentales, los padres deben acudir a un profesional lo más rápido posible, pero el uso de compresas frías puede aliviar el dolor momentáneo.

La avulsión

Consiste en la pérdida total de un diente fuera de su alveolo como consecuencia de un traumatismo fuerte. Este accidente ocurre con frecuencia en los incisivos centrales superiores.

Es muy importante preservar el diente luego de su desalojo. Los padres deben dirigirse a consulta lo más rápido posible (menos de 3 horas), guardando el diente en un vaso con leche o agua, ya que es posible reimplantar el diente en su posición original.

 

dientes y leche

Sangrados

En caso de que exista un traumatismo en los labios, lengua, encías o cualquier otro tejido suave en la boca, la mejor opción es hacer presión sobre la herida con una gasa limpia mientras se llega a la consulta.

Urgencias endodónticas

Son aquellas urgencias que afectan la pulpa del diente, llevando a un tratamiento de conducto. En este tipo de urgencia surge como producto de cavidades en los dientes por caries o por restauraciones dentales antiguas.

El absceso dentoalveolar es la presentación más común de este tipo de urgencias y se observa como una hinchazón en la encía de un diente cariado o con una restauración antigua. Los niños pueden presentar dolor fuerte e inflamación en las mejillas, así como fiebre y debilidad en casos graves.

 

fistula dental niña

Este tipo de urgencia solo puede solucionarse en el consultorio odontológico con un profesional, sin embargo, los padres pueden calmar el dolor incentivado el uso de enjuagues con agua con sal y bajando la inflamación con gasas frías por 5 minutos.

Urgencias relacionadas con tejidos blandos

Este tipo de accidentes son aquellos que afectan las encías y la mucosa de los niños, y pueden ser:

La pericoronaritis

Es una infección de la encía que rodea el diente en erupción. Se observa como una zona rojiza cercana al diente y puede ser producto de traumas o acúmulo de alimentos. Puede producir fiebre e inflamación de ganglios linfáticos dependiendo de su gravedad.

En estos casos es recomendable mantener una correcta higiene para evitar el acúmulo de alimentos. Sin embargo, en la mayoría de los casos debe ser resulto con medicación por un profesional.

La gingivoestomatitis herpética

Es un cuadro clínico bastante común en niños a partir de los 6 meses de edad, que consiste en la aparición de úlceras planas en toda la boca. Es muy dolorosa y puede generar fiebre y dificultad para comer y tragar.

En estos casos es importante saber que los alimentos calientes aumentan el dolor y las molestias, por lo que es recomendable dar a los niños alimentos neutrales (no cítricos o ácidos) a temperatura ambiente o fríos.

Los abscesos gingivales

Son lesiones rojizas e hinchadas que se localizan en los tejidos blandos asociados con traumas físicos. Pueden causar entumecimiento y contener pus.

Aunque los abscesos gingivales solo pueden curarse con la intervención de un profesional, los padres pueden ayudar a disminuir la inflamación con el uso de compresas frías.

¿Por qué los niños son tan propensos a accidentes odontológicos?

 

niña sin diente

Los niños casi siempre están llenos de energía, jugando y creciendo. Además, en ciertas edades, los niños usan la boca como un medio de exploración de su ambiente. Son estos hábitos y el nivel de actividad lo que los hace propensos a sufrir de accidentes odontológicos con frecuencia.

Por un lado, la boca de los pequeños es un mundo en desarrollo; los dientes y los huesos son muchos más frágiles que los de los adultos, por lo que pueden dañarse con facilidad. También, los tejidos blandos se encuentran en pleno crecimiento, por lo que están llenos de vasos sanguíneos, haciendo una respuesta a los traumas mucho más exagerada.

Por otra parte, las alteraciones óseas a causa de traumatismos, las perdidas dentarias prematuras y las molestias pueden afectar la salud general de los niños y su calidad de vida si no son tratados.

Además, la ausencia dentaria y los cambios de coloración de los dientes a causa de fracturas pueden ocasionar alteraciones de conducta o disminuir la autoestima de los niños.

Por estas razones es fundamental que, ante cualquier tipo de accidente odontológico en niños, los padres busquen una solución rápida y adecuada para evitar futuras complicaciones, teniendo en cuenta que todas ellas deben solventarse siempre en el consultorio odontológico por parte del profesional. Si tienes cualquier consulta no dudes en contactar con nosotros.

Para finalizar queremos ofrecerte una guía para ayudarte a que tus hijos/as mantengan una correcta salud bucodental:

Apúntate a nuestra newsletter para no perderte ninguno de nuestros artículos y consejos de salud bucodental ¡Es gratis! 🙂

Did you like this? Share it!

0 comentarios en “Los accidentes odontológicos más frecuentes en niños y cómo actuar ante ellos

Dejar un comentario

WhatsApp chat
Call Now Button¿Dudas? Consúltanos