19th Ave New York, NY 95822, USA

Carillas en los dientes: ¿Qué tipo de tratamiento de estética dental te conviene?

nueve sonrisas

Si eres una persona que sueña con lucir una sonrisa radiante, pero tienes problemas estéticos en tus dientes, o simplemente no te sientes del todo cómodo con la forma o el color que tienen, debes saber que existe una eficaz solución muy a tener en cuenta que te permitirá disfrutar de la sonrisa soñada. Hablamos de un tratamiento que hasta hace unos años estaba reservado para los famosos de Hollywood o las estrellas de televisión: las carillas dentales.

¿Qué son las carillas dentales?

Un tratamiento dental con carillas es indoloro y meramente estético. Consiste en pegar unas pequeñas láminas en la superficie externa de los dientes, que pueden estar hechas de composite o porcelana, utilizando una potente sustancia, con el objetivo de camuflar la pieza dental originaria y, aportar un mejor aspecto a la sonrisa.

La utilización de carillas en los dientes se ha hecho muy popular durante los últimos años, gracias a los excelentes resultados que ofrecen, permitiendo diseñar una dentadura totalmente diferente a la original, con un aspecto muy natural.

A esto hay que sumarle que las carillas tienen una dureza similar a la del esmalte del diente original, lo que aumenta enormemente la resistencia de las piezas dentales, al quedar la superficie protegida de cualquier daño.

Cabe destacar que para garantizar el éxito y satisfacer las expectativas del paciente, en este tipo de tratamientos es fundamental un correcto diagnóstico y planificación, siendo imprescindible realizar modelos de estudio de la boca del paciente, encerados de diagnóstico y toma de fotografías.

explicacion de tratamiento de estética con carillas en los dientes

¿Cuándo utilizar carillas en los dientes?

La mayoría de personas que opta por un tratamiento de carillas en los dientes, lo hacen porque no están contentas con su dentadura, ya que las carillas acaban con cualquier problema estético en los dientes.

Eso sí, hay que decir que no lo solucionan, sino que simplemente lo camuflan, así como que en aquellos casos en los que las afecciones estéticas son complicadas, podría ser posible que no se pudieran utilizar.

Los casos más comunes en los que se utilizan las carillas dentales dando un resultado excelente son:

  • Dientes excesivamente separados o diastemas. Las carillas se encargan de cubrir el espacio entre las piezas dentales.
  • Fracturas en los dientes.
  • Igualar dientes de diferentes tamaños.
  • Desgaste del esmalte dental.
  • Blanqueamiento dental

¿Qué tipos de tratamientos dentales con carillas existen?

Si finalmente decides someterte a un tratamiento dental con carillas, debes saber que tienes dos opciones entre las que elegir: carillas de composite y carillas de porcelana.

Las carillas de porcelana acostumbran a tener una duración superior a las de composite, ya que mientras las primeras se mantienen en perfecto estado entre 10 y 15 años, las carillas de composite no suelen pasar de los 10 años, siendo necesario sustituirlas por unas nuevas.

Carillas de composite

Las carillas de composite están hechas con un material a base de resina acrílica, mezclada con cerámica. Una combinación que le aporta una alta resistencia y una gran durabilidad.

Van colocadas directamente sobre la pieza dental, siendo el dentista especializado el encargado de moldearlas para que se ajusten al resto de dientes, aplicando posteriormente un tratamiento con luz ultravioleta para endurecerlas y que queden perfectamente fijadas.

Reconstrucciones estéticas con empaste

La principal ventaja de las carillas hechas de composite es que son muy fáciles de poner, y apenas necesitan preparación, más allá de un ligero limado de la parte superficial del esmalte dental. También hay que decir que habitualmente, las de composite acostumbran a tener un precio bastante más económico que las de porcelana.

Y si nos centramos en los inconvenientes, hay que decir que tienen una duración inferior a las de porcelana, así como que es posible que con el paso del tiempo y el uso de los alimentos, especialmente entre personas fumadoras y consumidoras de café, el esmalte de las carillas varíe ligeramente.

Por último, decir que al llevar unas carillas dentales de composite, es altamente recomendable acudir al dentista periódicamente, para que se encargue de su mantenimiento, ya que tienen más posibilidades de fractura que unas de porcelana.

Carillas de porcelana

Por otro lado, están las carillas de porcelana, hechas a base de una cerámica de vidrio, reforzada con materiales como la leucita, que aumenta enormemente su resistencia, siendo muy similar a la del propio diente.

Las carillas dentales de porcelana se elaboran en un laboratorio externo, lo que hace que el proceso para su creación sea más lento que el de las de porcelana. El primer paso para su elaboración será tomar medidas de las piezas dentales del paciente, y posteriormente trasladar dichas medidas al laboratorio, donde se encargarán del diseño y de la fabricación de las carillas de manera totalmente personalizada a través del sistema CAD/CAM de diseño por ordenador.

Una vez finalizadas y ya en la clínica, el profesional procederá a la aplicación de las carillas mediante una sustancia adhesiva muy potente, en muchos casos de carillas ultrafinas, ni siquiera es necesario el tallado del esmalte dental debido a la gran resistencia del material.

fundas de zirconio

Con una gran durabilidad que oscila entre los 10 y los 15 años, la apariencia de las carillas en los dientes de porcelana es todavía más natural que la de las de composite, y además no suelen sufrir variaciones de color con el paso del tiempo, manteniéndose como nuevas en todo momento.

Una de las ventajas más destacadas de las carillas de porcelana es que no necesitan mantenimiento, por lo que no será necesario acudir al dentista.

Si nos centramos en los inconvenientes, habría que hablar de un tiempo de colocación más lento, ya que podría ser necesario acudir en diferentes ocasiones a la consulta para tomar medidas, a lo que habría que sumar el tiempo de fabricación en el laboratorio. También de su precio, que es más elevado, así como de que en caso de rotura, no se pueden reparar, y la única solución es sustituir la pieza de carilla por una nueva.

¿Qué cuidados necesitan las carillas dentales?

Independientemente de que se trata de carillas de porcelana o composite, hay una serie de cuidados que se muestran fundamentales para su mantenimiento, y para garantizar que estarán en perfecto estado.

cuidados para carillas en los dientes

Higiene bucal

Una buena higiene bucal es indispensable para cuidar tus carillas dentales, y también tu dentadura. Es importante que te laves los dientes un mínimo de tres veces al día, a poder ser, después de cada comida, así como utilizar hilo dental y enjuague bucal.

De esta manera, además de limpiar las carillas, evitarás la placa bacteriana, la gingivitis o la halitosis, entre otros problemas bucales.

Visitas al dentista

Independientemente de que lleves carillas dentales de porcelana o composite, es importante que al menos, una vez al año, acudas al dentista y te realices una limpieza dental profesional.

Atención a la alimentación

Aunque con las carillas puedes comer de todo sin ningún problema, es recomendable que tomes precauciones respecto a determinados alimentos que podrían decolorar o dañar las carillas de composite.

Este es el caso del café, el vino o del té, de salsas como la barbacoa, el kétchup o la mostaza, así como de los frutos secos con cáscara. Y aunque no se trata de un alimento, aquí también incluimos al tabaco, que es uno de nuestros peores enemigos a la hora de lucir una boca limpia y unos dientes blancos.

Bruxismo

Aquellas personas que sufran bruxismo y aun así opten por las carillas dentales, es importante que utilicen una férula dental por las noches, ya que de lo contrario el desgaste se produciría de una manera demasiado acelerada.

También hay que concienciarse de la necesidad de evitar la fricción en los dientes. El motivo es el mismo que en el caso del bruxismo.

Deporte

En el caso de aquellas personas que practiquen algún deporte de contacto, es indispensable que utilicen un protector bucal deportivo, para evitar la rotura de la carilla estética.

Conclusión

Si no te gustan tus dientes y sueñas con lucir una sonrisa bonita, que te permita sentirte mejor y más confiado contigo mismo, en las carillas dentales encontrarás una muy buena solución. Contacta con nuestra clínica dental en San Vicente del Raspeig (Alicante) y te informaremos sobre nuestros distintos tratamientos con carillas dentales sin ningún tipo de compromiso.

¡Te esperamos!

Entradas relacionadas

Call Now Button¿Dudas? Llámanos Ir al contenido