Consejos para alargar la vida útil de tus carillas dentales

cuidados-carillas-dentales

Las carillas dentales son unas prótesis que se fijan a la superficie del diente para corregir el color, la forma y el tamaño de las piezas dentales, que se han situado como uno de los tratamientos de estética dental más demandados de la actualidad, siendo capaces de renovar por completo una sonrisa con unos resultados sencillamente espectaculares, en muy poco tiempo.

Disponibles en composite, porcelana, o disilicato de litio, son muy duraderas, pero aún así es importante tener en cuenta una serie de cuidados para alargar la vida útil de las carillas dentales y conservarlas durante el máximo tiempo posible, previniendo cualquier tipo de problema con el paso de los años. Y a continuación te los vamos a contar; toma nota.

¿Cómo cuidar las carillas dentales?

 

cuidar-carillas-dentales

Tabaco

El tabaco provoca manchas en los dientes y por tanto, también en las carillas dentales. Por ello, si llevas carillas y quieres que luzcan en perfecto estado, deberías dejar de fumar o por lo menos, reducir la cantidad de cigarrillos diarios.

La importancia de la higiene bucodental

Llevar una buena rutina de higiene bucodental es fundamental para mantener las carillas en buen estado, y también para la salud de nuestros dientes y boca en general.

La higiene ayudará a preservar las propiedades estéticas de las carillas, siendo indispensable seguir los siguientes cuidados diarios:

  • Cepilla los dientes después de cada comida, durante dos minutos.
  • Utiliza hilo dental y enjuague bucal, después de cada comida o al menos, antes de acostarte.
  • Hazte una limpieza dental profesional al menos una vez al año.

 

Cuidado con la comida

Lo que comas también incidirá directamente en la estética de tus carillas, y a continuación te vamos a contar con qué alimentos debes tener especial cuidado.

Si llevas carillas dentales de composite, debes tener cuidado con los alimentos con coloración, ya que este material tiende a teñirse con el paso del tiempo, por ello, debes reducir el consumo de café, vino tinto, té, refrescos, chocolate, frutos rojos, etc. Además, cuando los tomes debes cepillarte los dientes. Con las carillas de porcelana o disilicato de litio no hay problema, ya no se tiñen ni pierden coloración.

También debes tener cuidado con los alimentos duros y pegajosos, que podrían despegar o estropear las carillas, como los frutos secos o snacks, entre otros.

Atención al morder

También hay que llevar cuidado al morder alimentos duros o cualquier objeto como un bolígrafo o las uñas, ya que una mala mordida podría poner en riesgo la integridad de los dientes y de las carillas.

Lo normal es hacer un movimiento de palanca al morder, lo que es un verdadero riesgo.

Bruxismo

El bruxismo también es un peligro para las carillas, ya que al apretar los dientes ponemos en riesgo su integridad.

Por ello, si padeces bruxismo deberías utilizar una férula de descarga, que se encargará de relajar los músculos de la cara y aliviar la tensión, previniendo el desgaste de las carillas.

Asimismo, si practicas deportes de contacto también es recomendable utilizar un protector bucal, para así evitar problemas en caso de sufrir cualquier tipo de golpe o caída.

Cumplir con las revisiones

En el caso de las de porcelana no hace falta, pero las carillas de composite sí requieren de una serie de revisiones y mantenimiento.

Es importante realizar un pulido de las carillas dentales, una parte fundamental para que aguanten un mínimo de cinco años, con una periodicidad que variará en cada caso. Una persona fumadora debería realizarse un pulido cada menos tiempo.

Principales problemas con las carillas dentales

 

problemas-carillas-dentales

 

En caso de no seguir los cuidados que acabamos de comentar, podrías sufrir uno de los problemas con las carillas dentales que mostramos a continuación:

Rotura de las carillas

Si no se siguen las precauciones necesarias, las carillas dentales podrían romperse con el paso del tiempo, especialmente en pacientes que padecen bruxismo o practican deportes de contacto.

Si se rompen, la solución variará en función del material de las carillas que se utilicen. Las carillas de porcelana o disilicato deberán fabricarse de nuevo, mientras que las de composite se podrán reparar en la boca al momento.

Oscurecimiento o teñido de las encías

Las de porcelana y disilicato no cambian de color, pero las carillas de composite sí se tiñen u oscurecen con el paso del tiempo, especialmente si no se siguen los cuidados adecuados, y sobre todo en personas fumadoras.

Si se oscurecen, la única solución será renovarlas por unas nuevas, ya que las carillas no se pueden blanquear. Por ello, es fundamental seguir una buena rutina de higiene para evitar que se manchen o pierdan color.

Despegue de las carillas

También puede ocurrir que las carillas se despeguen de los dientes y acaben cayendo, y para evitar esto es muy importante seguir los cuidados necesarios.

Cuando se despeguen las carillas de porcelana, la única posibilidad para repararlas será fabricarlas de nuevo. En el caso de las de composite, podrían repararse sin necesidad de fabricarlas nuevamente.

Conclusión

En nuestra clínica dental en San Vicente del Raspeig ofrecemos la máxima calidad en la fabricación de carillas dentales, tanto de porcelana, composite o disilicato de litio. Trabajamos con los mejores materiales y cuidados, lo que nos permite garantizar la máxima resistencia y la mejor estética.

Did you like this? Share it!

0 comentarios en “Consejos para alargar la vida útil de tus carillas dentales

Dejar un comentario

WhatsApp chat
Call Now Button¿Dudas? Consúltanos