Logo Clínica Dental Consuelo Flores en San Vicente

Encías retraídas: ¿qué son y cómo ponerles solución?

encias-retraidas

Las encías retraídas son unos de los problemas más comunes de salud bucodental, que en caso de no tratarse correctamente podría ocasionar problemas más graves en el futuro, tanto a nivel de salud como de estética.

La retracción de las encías surge por una pérdida del tejido que rodea al diente, e incluso del hueso en el que se inserta, que hace que las piezas dentales cobren movilidad y puedan llegar a caerse.

Por ello, con el objetivo de que puedas adelantarte a continuación te vamos a contar todo lo que necesitas saber para prevenir las encías retraídas.

Causas de las encías retraídas

Son diferentes las causas que pueden provocar la retracción de las encías, y a continuación te vamos a contar las más destacadas:

  • Enfermedad periodontal:

La enfermedad periodontal es la causa principal de la retracción de las encías. Esta enfermedad si no se trata correctamente mediante un curetaje dental llegaría a formar una bolsa periodontal que podría afectar a la raíz del diente, poniendo en riesgo su estabilidad.

Una enfermedad periodontal o periodontitis aparece tras una gingivitis que no ha sido tratada adecuadamente, cuyo principal signo es la inflamación y el sangrado de las encías, debido a una mala higiene bucal que provoca la acumulación de bacterias y depósitos calcáreos.

  • Cepillado agresivo:

Otra de las causas de la retracción de las encías es un cepillado agresivo y la utilización de cepillos excesivamente duros, que podría provocar la abrasión de las encías, hasta destruir el tejido que forma las encías. Por eso siempre recomendamos utilizar un cepillo suave o medio.

  • Mala higiene bucodental:

No llevar una buena higiene bucodental o no acudir al dentista también son otras de las causas de la retracción gingival, que desembocaría en gingivitis y en una posible enfermedad periodontal o piorrea.

Es fundamental cepillarse los dientes durante dos minutos después de cada comida, además de utilizar hilo dental y enjuague bucal antibacteriano, para evitar la acumulación de la placa bacteriana. Asimismo, es importante realizarse una limpieza dental profesional en la consulta de tu dentista cada seis meses aproximadamente.

  • Bruxismo:

El bruxismo, que es apretar o rechinar los dientes con excesiva fuerza, también podría hacer que las encías retrocediesen hacia atrás.

  • Encías dañadas por un tratamiento de ortodoncia incorrecto:

Aunque el movimiento de las piezas dentales no debería provocar la retracción gingival, una mala ortodoncia sí podría acabar sacando los dientes fuera de la tabla ósea, y generar problemas en las encías en el futuro.

Cuando esto ocurre cualquier traumatismo, acumulación de sarro o exceso de fuerza durante el cepillado acabaría provocando la recesión de las encías.

  • Tabaco:

Las personas fumadoras son propicias a tener problemas en las encías, ya que el tabaco provoca la pérdida de encía, bloqueando la llegada de la sangre y afectando al sistema inmunitario. Esto haría que la acción de las bacterias y el avance de la enfermedad periodontal se diera con una mayor facilidad.

  • Enfermedades y genética:

Entre otros factores de riesgo hay que destacar ciertas enfermedades que afectan al sistema inmunológico (diabetes o SIDA), así como la propia genética, ya que ciertas personas son más susceptibles a padecer enfermedades en las encías, independientemente de que cuiden correctamente sus dientes.

  • Estrés:

Los altos niveles de estrés y/o ansiedad también afectan a la salud de nuestras encías, ya que disminuyen la eficacia de nuestras defensas. Diferentes estudios han demostrado que existe una relación directa entre el nivel de estrés emocional y la enfermedad periodontal.

¿Cómo saber si tienes las encías retraídas?

 

causas-encias-retraidas

 

Una vez conoces las principales causas que provocan la retracción gingival, es importante que estés atento y tomes las medidas de prevención necesarias para evitar su aparición.

Más allá del sangrado de las encías, existen otros indicios que pueden indicar que tienes problemas gingivales o retracción de las encías a los que debes estar atento:

  • Raíz expuesta a la vista.
  • Sensibilidad dental superior a lo habitual.
  • Sensación de tener unos dientes más largos.
  • Aparición de una marca en la zona de unión entre las encías y el diente.

 

Soluciones y tratamiento a la retracción de las encías

Si crees que tienes las encías retraídas, no dudes en pedir cita en nuestra clínica dental en San Vicente del Raspeig, donde te ofreceremos los mejores tratamientos para solucionar la retracción de las encías:

Raspado y alisado radicular

Una de las principales soluciones para la retracción gingival es el raspado y alisado radicular, que consiste en un procedimiento de dos partes con el que se consigue eliminar la placa y el sarro acumulados, y posteriormente allanar las raíces de los dientes para conseguir que las encías vuelvan a fijarse a los dientes.

Finalizado el raspado y alisado radicular es habitual un enrojecimiento, hinchazón, dolor y sensibilidad de las encías, siendo importante cumplir con las recomendaciones propuestas por el dentista para garantizar la mejora de las encías.

Raspado y alisado abierto

Cuando la recesión de las encías es más grave y el tratamiento anterior no ha funcionado, otra posibilidad es proceder a un raspado y alisado abierto, mediante el cual se pliega el tejido gingival afectado para obtener un mejor acceso para la limpieza y el alisado de las raíces dentales.

Hecho esto la encía vuelve a fijarse de manera correcta, facilitando su limpieza y su correcto mantenimiento.

Regeneración

La regeneración consiste en un tratamiento quirúrgico a través del cual se regenera el hueso y el tejido gingival dañados.

Aquí habrá que limpiar sobre la encía y debajo de ella para acabar con las bacterias y la placa acumulada, y posteriormente aplicar un material regenerador, una membrana, un tejido de injerto o proteína que estimule el tejido, favoreciendo la restauración natural del hueso y los tejidos.

Injertos de encía

Si la retracción está muy avanzada y ha llegado a perderse el tejido gingival, existe la posibilidad de realizar una cirugía con tejido blando o injerto de encía. El tejido se obtiene de las encías situadas alrededor del paladar, cosiéndolo al tejido gingival para cubrir la raíz expuesta del diente.

Conclusión

Las encías retraídas son un problema que debe tratarse a tiempo para evitar graves problemas en el futuro, como la pérdida de los dientes. Para prevenir su aparición es fundamental cuidar la higiene bucodental y acudir regularmente a tu dentista, pero aun así en la Clínica Dental Consuelo Flores te ofreceremos la mejor atención si padeces este problema, ya que disponemos de especialistas para realizar este tipo de tratamientos. Contacta con nosotros y pide tu cita ya.

Did you like this? Share it!

0 comentarios en “Encías retraídas: ¿qué son y cómo ponerles solución?

Dejar un comentario