Extracción dental: ¿Qué es y cuándo debe realizarse?

extraccion-dental

Son muchos los casos en los que se debe realizar una extracción dental, como cuando un paciente presenta un diente roto o con caries que no pueden tratarse.

Porque, aunque los dentistas siempre se esforzarán por mantener los dientes definitivos, hay ciertos casos en los la extracción dental se muestra como la única solución para evitar mayores problemas dentales.

¿Qué es la extracción dental?

La extracción dental es un tratamiento que se realiza sobre un diente no tratable, con el objetivo de prevenir riesgos para la salud oral.

Un dentista siempre que sea posible tratará de mantener el diente, pero en ciertas circunstancias la única opción será extraer la pieza dental, colocando posteriormente un implante dental u otro tipo de prótesis removible o fija.

¿Cuándo proceder a la extracción dental?

 

La extracción dental es el último tratamiento dental que se debe aplicar a un diente, cuando ningún otro puede garantizar su preservación, ya que no es posible restaurarlo ni tratarlo, dado que presenta daños irreparables o puede causar un mal mayor mantenerlo en la boca.

Estos daños pueden ser causados por la presencia de caries, procesos infecciosos, pérdida de las estructuras de soporte dental, fracturas dentales irreparables, etc.

  • Caries y caries sub-gingivales: este tipo de caries no pueden ser tratadas de manera conservadora, siendo la única opción la extracción del diente.
  • Procesos infecciosos no tratables: este es el caso de los quistes o granulomas, que presentan infecciones radiculares no tratables en los dientes que no pueden ser tratadas.
  • Pérdida de las estructuras de soporte dental: cuando se produce una fractura dental a nivel sub-gingival (nivel de la raíz del diente), debido a un fuerte golpe o contusión, será necesario extraer el diente.
  • Falta de espacio maxilar: La extracción de un diente también puede estar indicada por la ausencia de espacio en los maxilares, posibilitando el correcto posicionamiento de los dientes a través de un tratamiento de ortodoncia. Si no hay espacio suficiente en el maxilar para la correcta alineación de los dientes mediante ortodoncia, en ocasiones, es habitual extraer los primeros o segundos premolares.
  • Dientes impactados y/o incluidos.

En cualquier caso, antes de realizar una extracción dental, el dentista deberá valorar tanto el estado de las piezas dentales, como los antecedentes médicos del paciente, además de realizar un completo estudio radiográfico.

Mediante el estudio radiográfico se podrá visualizar la longitud, forma y posición del diente a extraer, lo que será clave para planificar la extracción del diente de una manera correcta y segura.

Hay que tener en cuenta que un proceso infeccioso oral y dental podría afectar gravemente a la salud general. La extracción de una pieza dental con infección impedirá la extensión de la infección al resto de dientes y zonas del cuerpo. Del mismo modo, evitará la pérdida o destrucción ósea, así como una agudización de la patología periodontal.

Por lo general, la extracción dental se realizará con anestesia local, por lo que es un tratamiento totalmente indoloro.

¿Qué tipos de extracciones dentales existen?

 

tipos-extraccion-dental

 

Al realizar una extracción dental, hay que diferenciar entre las extracciones simples y las extracciones quirúrgicas.

  • Extracción dental simple:

Una extracción dental simple es cuando se extrae un diente sin necesidad de ninguna técnica quirúrgica. El diente se luxa mediante unos elevadores, para después retirarlo por el fórceps adecuado. En algunos casos esta extracción podría necesitar de sutura.

  • Extracción dental quirúrgica:

Para realizar una extracción dental quirúrgica se precisa de técnicas quirúrgicas, ya que el acceso, debido a su posición, estado eruptivo o anatómico, será complicado. Retirado el diente, se colocará sutura para finalizar el tratamiento, teniendo además que tomar medicamentos en muchas ocasiones. También puede requerir de la colocación de puntos de sutura.

Cuidados a seguir tras una extracción dental

Tras realizar una extracción dental, es fundamental seguir una serie de cuidados para garantizar una buena cicatrización:

  • Buena compresión:

Es importante aplicar una fuerte compresión en la zona de extracción, mordiendo una gasa hasta que finalice el sangrado.

  • No escupir ni realizar enjuagues:

Es importante no escupir ni realizar enjuagues durante las primeras 24 horas tras la extracción, para evitar la expulsión del coágulo formado y crear una nueva hemorragia.

  • No lavarse los dientes:

El mismo día de la extracción no hay que lavarse los dientes. A partir del segundo día, es importante cepillarse los dientes después de cada comida para no infectar la herida.

  • Evitar alimentos y bebidas calientes:

Hay que evitar alimentos y bebidas calientes, ya que favorecerán el sangrado. Es importante que durante las primeras 24 horas tomemos alimentos y bebidas frías o a temperatura ambiente.

  • No fumar:

El tabaco siempre es perjudicial para la salud oral, pero aún más tras una extracción dental. Ralentizará la cicatrización y aumentará el riesgo de infección.

  • Buena alimentación:

Por último, es fundamental seguir una buena alimentación, evitando las bebidas alcohólicas, que favorecerían el sangrado.

Conclusión

En nuestra clínica dental en San Vicente del Raspeig abogamos por una odontología conservadora y realizaremos una extracción dental siempre como último recurso, tratando de mantener el diente siempre que sea posible. De lo contrario, aplicaremos anestesia local, para evitar cualquier molestia durante el tratamiento.

 

Did you like this? Share it!

0 comentarios en “Extracción dental: ¿Qué es y cuándo debe realizarse?

Dejar un comentario

WhatsApp chat
Call Now Button¿Dudas? Consúltanos