Logo Clínica Dental Consuelo Flores en San Vicente

Las mejores técnicas de limpieza con hilo dental

tecnicas-hilo-dental

Para lucir una bonita sonrisa y disfrutar de una buena salud bucodental llevar una buena rutina de higiene es clave. Y aunque mucha gente piensa que para ello basta únicamente con el cepillado, lo cierto es que la utilización de colutorios y del hilo dental se muestra también fundamental para mantener una boca sana y prevenir posibles infecciones.

Conscientes de ello, desde nuestra clínica dental en San Vicente del Raspeig hemos querido hacer un post en el que nos vamos a centrar en explicar las mejores técnicas de limpieza con hilo dental, para que puedas utilizarlo de la manera adecuada y sacarle el máximo partido, ya que es un instrumento muy útil, pero que muy poca gente utiliza de forma correcta.

¿Qué es el hilo dental?

El hilo dental, también conocido como seda dental, es un instrumento indispensable para mantener una buena higiene bucodental. Consiste en un conjunto de finos filamentos de nailon o plástico, que se utiliza para retirar aquellos restos de comida que han podido quedar acumulados entre nuestros dientes, así como para acabar con la placa generada.

La clave del hilo dental está en que llega a aquellos lugares a los que el cepillo no puede acceder, ya que se introduce entre los dientes, haciéndolo recorrer toda la zona cercana a las encías. Es el mejor aliado para combatir problemas como la gingivitis, la halitosis o la aparición de caries dentales.

Pero para poder sacarle el máximo partido y disfrutar de una buena salud bucodental, es importante utilizar el hilo dental de la manera correcta, y por ello a continuación vamos a mostrar la técnica correcta para la limpieza con hilo dental.

¿Cuál es la técnica correcta para la limpieza con hilo dental?

 

tecnica-correcta-hilo-dental

 

Lo primero que debes hacer, para conseguir un agarre suficiente, es cortar un trozo de hilo dental de unos 45 centímetros y enrollarlo en los dedos anulares de ambas manos, dejando una separación de unos 2-3 centímetros entre cada dedo.

Es importante dejar libre una distancia de unos cuatro o cinco centímetros entre los dientes para proceder a la limpieza, utilizando los dedos índices para guiar el hilo dental entre los dientes.

Después hay que pasar el hilo entre los dientes con unos movimientos en zigzag con mucha suavidad, ya que si este movimiento lo realizas bruscamente podrías provocarte algún daño y que sangre la encía.

Para una limpieza a fondo, hay que deslizar el hilo dental hacia arriba y hacia debajo de la superficie de los dientes, así como por debajo de la línea de las encías. Al llegar a la línea de las encías, cúrvalo con cuidado y ve deslizando ligeramente.

Debes extremar las precauciones para evitar que la seda dental pueda llegar a tocar las encías, ya que de lo contrario podrías provocarte alguna herida con su posterior sangrado.

Aunque hay otras, esta es la técnica de limpieza con hilo dental de referencia, ya que además de conseguir una excelente limpieza, es apta para cualquier tipo de hilo dental.

No importa comenzar por los dientes superiores o inferiores, pero sí es importante asegurarse de pasar el hilo dental por todos los dientes, así como por la línea de las encías y por cualquier espacio interdental existente.

Antes o después del cepillado, ¿cuándo es mejor utilizar el hilo dental?

 

 

El hilo dental se puede utilizar tanto antes como después del cepillado, ya que en ambas situaciones cumple a la perfección con su función de combatir la placa bacteriana.

Lo que sí es importante dejar claro que el hilo dental es un complemento del cepillo, necesario para llevar a cabo un completo proceso de limpieza dental. Esto significa que para una buena higiene dental no es suficiente con utilizar únicamente la seda dental, lo cual hace imprescindible el cepillo.

En cuanto a su periodicidad, la seda dental debe usarse diariamente, al menos una vez al día, a poder ser antes de irse a dormir. De esta forma resultará más sencillo incorporarlo a nuestra rutina de higiene ya que disponemos de más tiempo y cuidado para su empleo.

¿Por qué utilizar el hilo dental?

Gracias al uso diario del hilo o seda dental mantendremos a raya las caries más peligrosas debido a su complicada localización y detección: las caries interproximales. Estas caries son uno de los tipos de caries que más rápido avanza y más rápido pueden llegar a ocasionar problemas que terminen convirtiéndose en un tratamiento de endodoncia. Con el hilo dental lograremos mantener estos espacios de difícil acceso higienizados de forma correcta.

Conclusión

Si tienes dudas acerca de cómo utilizar el hilo dental, no dudes en acercarte a nuestra clínica dental Consuelo Flores, y nuestros especialistas te informarán y te asesorarán sobre cómo utilizarlo de la manera más adecuada para tu salud bucodental.

Did you like this? Share it!

0 comentarios en “Las mejores técnicas de limpieza con hilo dental

Dejar un comentario