Principales causas de los dientes amarillos y posibles soluciones para sonreír sin miedo

dientes amarillos

Uno de los principales problemas que más preocupa a nuestros pacientes, es tener los dientes amarillos. Un problema que no tiene una causa generalizada, y que podría aparecer incluso llevando una buena rutina de higiene bucal.

En la Clínica Dental Consuelo Flores somos perfectamente conscientes de que los dientes amarillos resultan muy molestos, en algunos casos nuestros pacientes nos comentan que han llegado incluso a no sonreír, o causarles complejo en determinadas situaciones en su vida social diaria. Por lo general, la tendencia es que las personas que tienen un color de dientes más amarillento de lo habitual se preocupen y busquen soluciones para cambiar dicha situación.

Por ello a través de este post, con el objetivo de echar una mano a aquellas personas, hemos querido repasar las principales causas de los dientes amarillos, y compartir contigo unas posibles soluciones que te permitan volver a recuperar el blancor de tus dientes, y volver a sonreír sin ningún miedo.

¿Por qué los dientes se vuelven amarillos?

causas-dientes-amarillos

Hábitos alimentarios

Una de las principales causas que provoca los dientes amarillos, está directamente relacionada con nuestros hábitos alimentarios.

Es conocido por todos que productos como el café pueden amarillear los dientes, pero no es el único, ni mucho menos.

Existen otros alimentos más desconocidos como el té (sobretodo el té negro), los refrescos, el vino tinto, el chocolate o incluso frutas como la granada o los arándonos, que, debido a sus altas dosis de pigmentación, si se consumen de manera habitual y en exceso, podrían provocar unos dientes más amarillos y con un aspecto más descuidado de lo habitual.

Lo mismo ocurre con otros alimentos como las zanahorias, los tomates o las espinacas, que a pesar de ser altamente saludables para la salud, debido a su alta cantidad de carotenos (pigmento natural antioxidante), pueden amarillear los dientes.

Aunque pueda ser una obviedad, aquí englobamos también al tabaco, que sin duda es el peor enemigo a la hora de mantener los dientes blancos.

Medicación

Son diferentes los medicamentos que pueden amarillear o teñir los dientes, por lo que una persona que consuma medicamentos con regularidad es muy probable que poco a poco note que sus dientes se vuelven más amarillos, o con tonos de colores pardos o grisáceos.

En el caso de los más pequeños (niños de entre 7 y 10 años), hay que destacar los antibióticos que contienen doxiciclina, ya que se trata de una sustancia que contiene diferentes agentes que provocan la decoloración dental. También hay que destacar aquellos que cuentan con tetracilina, ya que se trata de una sustancia que puede provocar graves alteraciones de color durante la formación del diente. Este tipo de tinciones son realmente complicadas de solucionar y deberían ser tratadas por un experto en blanqueamiento o estética dental.

En edad adulta, son los antidepresivos y los antihistamínicos los que más inciden a la hora de amarillear o manchar los dientes.

Algunos expertos también aseguran que los colutorios, aunque son indispensables para disfrutar de una buena higiene dental, también podrían decolorar los dientes con el paso del tiempo por sustancias como la clorhexidina. Por ello, nuestra recomendación es que antes de comenzar a utilizar alguno de forma regular, nos consultes si es el adecuado para ti.

Higiene bucodental

Como hemos comentado anteriormente, incluso una persona que lleva una buena rutina de higiene bucodental podría tener los dientes amarillos. Pero, aun así, llevar una buena rutina de higiene bucodental estricta, es fundamental para evitar y prevenir los dientes amarillos, de hecho, podríamos decir que es la más importante.

Y más allá de problemas de estética, una mala higiene bucodental también podría provocar problemas de salud más graves y dolorosos como la periodontitis.

Causas genéticas

acidos nucleicos

También hay que tener claro que hay muchos dientes que por genética, tienen un color más amarillento que otros que, sin demasiados cuidados, lucen un color blanco perla. El color de los dientes dependerá también de cada persona.

Existen ciertos condicionantes genéticos que son muy importantes, y que definen de alguna manera el color de los dientes de una persona desde el momento de su nacimiento.

Aquí también habría que destacar que existen diferentes enfermedades congénitas, como la amelogénesis imperfecta, que afectan directamente al esmalte y la dentina, haciendo que las piezas dentales adquieran un color más amarillo, o incluso marrón.

El paso del tiempo

Otra de las causas principales que afecta al color de los dientes, es el paso del tiempo. Es una realidad que a medida que envejecemos, por mucho que cuidemos nuestra salud bucodental, los dientes comienzan a lucir cada vez más amarillos.

Posibles soluciones a los dientes amarillos

antes y después de un blanqueamiento dental

Hay ocasiones en las que por muchas precauciones que tomemos, no podremos evitar que debido al paso del tiempo, nuestros dientes adquieran un color más amarillento de lo habitual.

Aun así, es cierto que existen ciertas medidas de prevención y soluciones, que pueden ser de gran ayuda para lucir unos dientes lo más blancos posibles:

  • Blanqueamiento dental: si tus dientes lucen un color muy amarillo y quieres ponerle solución cuanto antes, en un blanqueamiento dental encontrarás a tu mejor aliado. Sin duda alguna se muestra como una de las mejores opciones de estética dental, con la que conseguirás que tus dientes luzcan más blancos y radiantes.

 

  • Carillas dentales: si no te gusta nada el color, forma, alineación o tamaño de tus dientes siempre puedes optar por la opción de colocar unas carillas dentales estéticas. Podrás cambiar a tu antojo la estética de tu sonrisa.

 

  • Visita a tu dentista: acudir periódicamente a tu clínica de odontología es fundamental, tanto para realizarte una limpieza dental, como para poder poner solución a cualquier problema bucodental que pudieras sufrir. Lo más recomendable es acudir al dentista cada seis meses, o un año como máximo. Aunque la periodicidad dependerá exclusivamente del caso de cada persona.

 

  • Evita ciertos alimentos: aunque es cierto que evitar ciertos alimentos es complicado, como puede ser el café, sí que podrías reducir consumo o incrementar tus hábitos de higiene una vez consumidos.

 

Conclusión

En cualquier caso, si tus dientes son más amarillos de lo habitual y no consigues ponerle solución no dudes en acudir a tu clínica dental en San Vicente del Raspeig de confianza. Nuestros profesionales se encargarán de llevar a cabo las mejores soluciones profesionales, e indicarte una serie de pautas que te ayudarán a mantener tus dientes blancos el máximo tiempo posible.

Si te ha gustado este artículo te agradecemos que lo compartas para una mayor difusión. También puedes escribirnos y comentarnos de qué otros temas te gustaría que hablásemos 🙂

Puedes hacer clic en la siguiente imagen para contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de solucionarte cualquier duda!

javier candel haciendo un blanqueamiento dental

Did you like this? Share it!

0 comentarios en “Principales causas de los dientes amarillos y posibles soluciones para sonreír sin miedo

Dejar un comentario

WhatsApp Escríbenos
Call Now Button¿Dudas? Consúltanos