➡️ Reflejo nauseoso: ¿Por qué me dan arcadas cuando me cepillo los dientes?

Las arcadas, también conocidas como reflejo faríngeo o nauseoso, son una reacción espontánea del organismo ante cuerpos extraños que entran en la garganta. Sin embargo, algunas veces este reflejo puede estar aumentado o presentarse con hipersensibilidad, activándose en momentos donde no existe un peligro para nuestro cuerpo. Es en estos casos concretos donde puede representar una incomodidad para nuestra vida cotidiana o un inconveniente muy importante durante la higiene bucal o en el consultorio odontológico.

En este artículo, hablaremos un poco sobre este reflejo faríngeo, revisando las razones por las que ocurre y algunas medidas que puedes tomar para evitarlo.

➡️ ¿Qué son las arcadas por reflejo nauseoso?

Como hemos comentado al inicio del post, las arcadas son una respuesta natural por parte de nuestro cerebro hacia nuestro organismo para expulsar cualquier cuerpo extraño que quiera pasar a nuestra faringe o a nuestros pulmones. En resumen, son un reflejo de protección necesario para evitar que nos ahoguemos con objetos indeseados.

Al igual que otro tipo de reacciones o mecanismos de defensa, las arcadas son inconscientes y ocurren con mucha rapidez.

En medicina, este reflejo es sumamente útil, ya que permite evaluar la actividad y la capacidad de respuesta del sistema nervioso central y ciertos nervios involucrados en las arcadas.

➡️ ¿Cómo se producen las arcadas por reflejo nauseoso?

 

arcada por reflejo nauseoso

 

El reflejo nauseoso se produce cuando algún objeto se acerca a la parte posterior de nuestra garganta, cerca de la campanilla o la base posterior de la lengua. Inmediatamente, el cerebro envía una orden a los músculos de tu garganta, produciendo un cierre rápido de la faringe mientras la laringe y la glotis se impulsan hacia arriba. Por ello, es conocida como una reacción neuromuscular.

Adicionalmente a los movimientos musculares, cuando se desencadena el reflejo, tu sistema nervioso envía señales e induce una reacción cercana al vómito, creando otros signos como por ejemplo:

• Ojos llorosos.
• Sudoración.
• Salivación excesiva.
• Ritmo cardiaco acelerado.
• Ataques de pánico.
• E, incluso, desmayos.

Gracias a que nuestro organismo reacciona de esta forma, tu cuerpo puede generar una autodefensa y evitar ingerir alimentos no deseados, así como evitar el paso de diferentes elementos a las vías respiratorias que puedan poner en riesgo tu seguridad.

El reflejo nauseoso está presente desde que somos muy pequeños, pero va atenuándose a medida que crecemos.

➡️ ¿Qué es la hipersensibilidad?

Es importante comprender que las arcadas son un reflejo normal para nuestro cuerpo. No obstante, un reflejo exagerado puede llevar a ciertos problemas, especialmente cuando se presentan en situaciones donde no son necesarios. En estos casos, donde las arcadas y sus síntomas asociados se relacionan con estímulos insignificantes, se le conoce como hipersensibilidad o reflejo nauseoso incontrolado.

Ahora bien, existen varios factores que desencadenan este reflejo.

Por una parte, está el factor físico, que se activa automáticamente cuando un objeto o alimento entra en contacto con algunas áreas sensibles de nuestra boca. Por otro lado, existe un componente psicológico, en ocasiones determinante, que puede desarrollar este reflejo por simple estimulación con ciertos olores, sonidos, e incluso recuerdos o nuestra propia imaginación.

Generalmente, cuando existe un grado de sensibilidad normal, se requiere una estimulación fuerte, invasiva, o repentina para inducir el reflejo nauseoso. Sin embargo, ante casos de hipersensibilidad, una persona puede experimentar ataques de pánico antes ciertas circunstancias o solo llevando objetos a la boca.

➡️ ¿Por qué el reflejo nauseoso es relevante para tu salud bucal?

 

cirujano de implantes dentales cristian poveda

 

No poder realizar una higiene bucal apropiada puede desencadenar múltiples problemas y condiciones bucales que amenacen tu salud. Una limpieza inadecuada o deficiente de tus dientes y lengua puede inducir el mal aliento, procesos cariosos, enfermedad periodontal y mucho más.

Además, el reflejo faríngeo tiene mucha relevancia para los dentistas, ya que es un mecanismo al debemos adaptarnos en la consulta odontológica con frecuencia, aun cuando no hay hipersensibilidad.

Mucho más, si tienes arcadas al cepillarte de forma normal, es muy probable que tengas hipersensibilidad, por lo que podrías sufrir de arcadas en circunstancias similares. Esta complicación pudiera aumentar significativamente la dificultad de muchos tratamientos odontológicos, poniendo en riesgo tus tratamientos y tu salud bucal.

➡️ ¿Cuáles son las consecuencias de las arcadas involuntarias durante el tratamiento odontológico?

A medida que el cuadro de hipersensibilidad empeora, los tratamientos bucales se hacen mucho más complicados. De acuerdo a diversos estudios, un reflejo nauseoso incontrolado puede evitar que incluso los tratamientos odontológicos más sencillos se lleven a cabo con normalidad. Esto puede comprender procedimientos como una limpieza dental, un empaste pequeño, o una revisión.

En consecuencia, muchos dentistas se ven en la necesidad de tomar medidas dentro y fuera del consultorio para disminuir el reflejo faríngeo y así poder realizar los tratamientos. Entre estas medidas se encuentran una franca comunicación entre el profesional y el paciente, el cual debe conocer sus límites y expresar sus incomodidades.

➡️ ¿Qué medidas puedo tomar para disminuir las arcadas por reflejo nauseoso?

El abordaje y manejo del reflejo nauseoso incontrolado depende de una estrecha colaboración entre tu dentista y tu médico tratante. Dependiendo de la complejidad y la severidad del caso, los doctores pueden indicar varias medidas que puedes reducir este problema significativamente.

Para los casos más leves, tu dentista puede indicarte  que realices automasajes diarios, con las manos limpias y utilizando tu dedo en la zona del paladar para disminuir progresivamente este tipo de reacciones involuntarias. También el uso de sal de cocina en la punta de la lengua es útil para reducir las arcadas incontroladas.

En casos moderados, algunos profesionales pueden indicar el uso de medicamentos o anestésicos en las zonas sensibles para disminuir el reflejo. Por ende, tu médico puede indicar el uso de antialérgicos, sedantes, o relajantes para disminuir los niveles de ansiedad y pánico. De igual forma también se ha propuesto el uso de acupuntura para disminuir las reacciones hipersensibles

Por otra parte, en casos severos, algunos expertos proponen el uso de terapias psicológicas como la hipnosis y la desensibilización.

Finalmente, en casos de gravedad, donde la salud del paciente está comprometida, el dentista podría requerir el uso de sedación consciente para poder llevar a cabo casi cualquier procedimiento.

➡️ ¿Cómo comenzar una rehabilitación dental si padezco reflejo nauseoso?

Como cualquier otro problema de salud, el reflejo nauseoso incontrolado requiere de la atención profesional, por lo que lo mas recomendable es acudir a consulta con tu médico y tu dentista.

A pesar de poder representar un inconveniente importante, las arcadas involuntarias tienen múltiples soluciones terapéuticas. Por tanto, recuerda que posponer tu tratamiento solo trae consecuencias negativas de cara a tu futuro. Visita tu dentista con frecuencia y mantén una comunicación abierta para poder afrontar este tipo de problemas  y lograr una solución acorde para tu caso particular.

Apúntate a nuestra newsletter para no perderte ninguno de nuestros artículos y consejos de salud bucodental ¡Es gratis! 🙂

Did you like this? Share it!

0 comentarios en “➡️ Reflejo nauseoso: ¿Por qué me dan arcadas cuando me cepillo los dientes?

Dejar un comentario

WhatsApp chat
Call Now Button¿Dudas? Consúltanos