19th Ave New York, NY 95822, USA

¿Sabes qué es la pulpectomía en niños y en qué casos es necesaria?

Dentista y niña

La pulpectomía consiste en un tratamiento destinado a los más pequeños, cuyo principal objetivo es conservar un diente de leche que ha sido afectado por una caries muy grande, evitando que tenga que ser extraído.

Es un tratamiento desconocido para muchos y por ello desde la Clínica Dental Consuelo Flores te vamos a contar todo lo que debes saber sobre la pulpectomía en niños.

¿Qué es la pulpectomía?

Un tratamiento de pulpectomía en niños se centra en eliminar el tejido pulpar (nervio) que haya podido quedar dañado a causa de una caries extensa, que no haya sido tratada correctamente, reconstruyendo la pieza dental y evitando su extracción.

La pulpectomía se realiza únicamente en niños que se encuentran en plena etapa de crecimiento, y que todavía mantienen sus dientes de leche o temporales. El tratamiento más similar a la pulpectomía para pacientes en edad adulta sería la endodoncia.

En función de la gravedad de la afección, los especialistas en odontopediatría de nuestra clínica dental en San Vicente del Raspeig valorarán entre llevar a cabo una pulpectomía o una pulpotomía.

Diferencias entre pulpectomía y pulpotomía

diferencias-pulpectomia-pulpotomia

Cuando la caries ha afectado tanto al tejido pulpar de la corona como a la raíz del diente, el tratamiento más recomendado es la pulpectomía. Por otro lado, si la caries únicamente ha afectado al tejido cameral, se optaría por una pulpotomía como un tratamiento más conservador.

Para comprobar el nivel de afección de la caries en el tejido pulpar será necesario realizar una radiografía previa.

Principales síntomas que evidencian que es necesaria una pulpectomía

Existen diferentes síntomas que aparecen y evidencian que es necesario llevar a cabo una pulpectomía, ya sea por una caries extensa o por un fuerte traumatismo dental.

Cuando se trata de una caries dental, la afección podría dañar el esmalte dental, que es una capa que se encarga de recubrir el diente y lo protege de la acción de los ácidos producidos por la placa bacteriana.

En la mayoría de casos la caries aparece por una maña higiene bucodental y, en el caso de los más pequeños, el consumo de alimentos con un alto contenido de azúcares también puede provocar su aparición.

Las caries deben tratarse lo antes posible para evitar que puedan llegar a dañar el nervio dental o la pulpa. De lo contrario, podrían aparecer algunos de los siguientes síntomas que evidencian que la caries ha podido provocar un daño en la estructura del diente:

  • Sensibilidad a alimentos muy fríos o calientes.
  • Oscurecimiento del color del esmalte dental.
  • Aparición de dientes astillados.
  • Dolor al masticar o molestias durante la mordida.
  • Aparición de pus alrededor de la pieza dental.

Una vez detectada la caries, habrá que realizar una pulpectomía en los siguientes casos:

  • Inflamación crónica de una pieza dental.
  • Sangrado excesivo al realizar una pulpotomía.
  • Fracaso de una pulpotomía.
  • Necrosis del nervio dental.
  • Daño óseo.
  • Reabsorción interna que no suponga el daño de la raíz.
  • Lesiones periapicales.

¿Cómo se realiza una pulpectomía paso a paso?

pulpectomia-pasos

Lo primero que hay que hacer antes de llevar a cabo una pulpectomía, es realizar una radiografía para comprobar la profundidad del daño del nervio dental o pulpar. Si la radiografía certifica que es necesario realizar un tratamiento de pulpectomía, estos serán los pasos a seguir:

  • Aplicación de anestesia local en el paciente.
  • Aislar la pieza dental a tratar.
  • Eliminar la caries y limpiar toda la zona afectada.
  • Localizar los conductos y eliminar el tejido dañado.
  • Obturación de los conductos con materiales reabsorbibles, para evitar la obstaculización de la erupción del diente definitivo.
  • Rehabilitar el diente con una corona dental especial para niños.

¿Cuándo no se puede realizar una pulpectomía?

Aunque se trata de un tratamiento con un alto porcentaje de éxito, hay casos en los que no se puede realizar una pulpectomía, siendo necesario proceder a la extracción del diente de manera definitiva:

  • Producción de una infección con absceso de gran tamaño.
  • Existe movilidad dentaria elevada de la pieza.
  • Excesiva sensibilidad o dolor durante la masticación.
  • Prematura reabsorción del material utilizado para sellar los conductos.

Cuidados después de una pulpectomía

Tras realizar una pulpectomía, es habitual sentir hormigueo en los labios y en la lengua a consecuencia de la anestesia local. Por lo general, esta sensación comienza a aparecer a partir de las tres horas.

Mientras permanezca la anestesia, es recomendable no comer nada para evitar mordiscos en la lengua o en los carrillos de manera involuntaria. Además, durante las primeras 24 horas podría sentirse cierto dolor en la zona, siendo recomendable en algunas ocasiones la ingesta de analgésicos recomendados por el especialista.

Una vez el tejido pulpar ha sido reparado y hayan desaparecido todas las molestias, el diente habrá recuperado toda su funcionalidad y se podrá llevar a cabo una vida completamente normal. Además, es importante acudir al dentista para que revise el buen estado del diente y compruebe que la pulpectomía ha evolucionado correctamente.

Conclusión

La pulpectomía es un tratamiento que se lleva a cabo en los más pequeños, cuando una caries ha afectado el tejido pulpar y la permanencia de una pieza dental pueda correr peligro. Es fundamental que este tipo de tratamientos los realice un especialista para garantizar su éxito. Si tu hijo o hija experimenta alguno de los síntomas que hemos comentado a lo largo del post, no dudes en contactar con nosotros y pedir cita para una revisión.

Entradas relacionadas

¿Dudas? Llámanos Ir al contenido